El arte en lienzo tiene muchos siglos de historia. Si bien en la antigüedad se pintaba sobre superficies textiles, se conservan pocas pinturas anteriores al siglo XIV. Las razones son distintas, primero porque eran escasas, y segundo porque los de temática profana fueron destruidos en muchas ocasiones.

Así las cosas, fue a finales de la Edad Media, y sobre todo a partir del Renacimiento, cuando la pintura en lienzos se extendió. No existía la fotografía, por lo que los retratos de los nobles y monarcas se pintaban. Y así, poco a poco, los lienzos comenzaron a ser uno de los soportes preferidos sobre los que expresar el arte, y comenzaron a formar parte de la decoración de las familias más ricas y poderosas.

Con el paso del tiempo, se generalizó la decoración del hogar con lienzos. Las pinturas, de diferentes formas, tendencias y expresiones, han sido un elemento fundamental del interiorismo. Según nuestros gustos y personalidad, optamos por un estilo u otro para decorar nuestras paredes, nuestros espacios.

Hoy en día, la tecnología nos brinda las herramientas para que podamos personalizar aún más nuestras propias obras de arte. Si no somos capaces de pintar el retrato de nuestra familia en un lienzo, ni tampoco nos podemos permitir contratar el servicio de un pintor, podemos hacerlo nosotros mismos a través de una serie de aplicaciones y páginas web.

¿Dónde puedo personalizar un lienzo?

Existen empresas en Internet que ofrecen el servicio de imprimir una fotografía sobre un lienzo. Entre estas empresas, una de las que más destaca por sus acabados y calidad es foto lienzos Shopdoccases. Se trata de una firma online que nos ofrece este servicio para que los podamos personalizar nosotros mismos, a través de un sistema muy práctico y sencillo. Solo tenemos que entrar en su página web y seguir las instrucciones. Además, aceptan envíos a contrareembolso, los gastos de devolución o cambios son gratuitos y también el herraje para colgar.

Personalizar un lienzo a partir de una fotografía es tendencia. Podemos elegir la foto que más nos guste, una de toda la familia, por ejemplo, y en vez de imprimirla en papel fotográfico para colgarla en el salón, podemos imprimirla sobre un lienzo para decorar nuestro salón. El efecto de la pintura es mucho más original, mucho más artístico, y mucho más personal.

Decorar mi casa con lienzos

Los lienzos personalizados a partir de fotografías nos permiten crear ambientes distintos, exclusivos, en los que proyectar nuestra propia identidad a través de la decoración.

Podemos hacer una foto muy bonita de un paisaje que nos evoque determinadas emociones, y esa será la imagen perfecta para el salón, por ejemplo. En este sentido, las fotografías que hacemos a lo largo de un viaje guardan tras ellas un momento vivido que ha podido ser especial. Si optamos por imprimirlas en un lienzo, no solo decoraremos nuestro salón, sino que cada vez que la miremos, recordaremos esos momentos mágicos. Ese valor añadido solo nos lo aporta un lienzo personalizado.

También podemos optar por lienzos con fotos familiares para decorar otros espacios, como pueden ser las habitaciones.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *