La cosmética natural ha adquirido una enorme importancia en los últimos años, debido a los constantes estudios que han demostrado algunos de los múltiples inconvenientes de la cosmética industrial. De hecho, se podría decir que la cosmética natural a día de hoy es igual o más demandada que la propia cosmética industrial.

Hay que tener en cuenta que al utilizar productos totalmente naturales y sin ningún tipo de aditivo, es mucho más beneficiosa y además también resulta más económica. A esto tenemos que sumarle la posibilidad de poder preparar tú misma tus propios cosméticos caseros en casa, pudiendo personalizarlos a tu gusto con los colores y los aromas que más te gusten.

Las posibilidades son enormes, combinando todo tipo de aceites esenciales para cosmética casera que te permitirán disfrutar de productos cosméticos hidratantes naturales y totalmente ecológicos de una forma realmente sencilla.

Los beneficios de los aceites esenciales para cosmética casera

En el momento en el que pruebes los aceites esenciales y vegetales que se utilizan en la cosmética natural y descubras todos los beneficios que ofrecen a tu piel, te aseguramos que ya no querrás volver a probar otra cosa. Además, realizar mezclas y combinaciones con este tipo de productos es realmente sencillo.

Hay que tener en cuenta que los aceites esenciales para cosmética casera no aumentarán la cantidad de grasa que tengas en tu piel, sino que se centrarán en regularla y en conseguir unos efectos mucho más saludables, hidratando tu piel como la mejor crema. Eso sí, para disfrutar al máximo de sus propiedades y de todos los beneficios que ofrecen es importante que previamente humedezcas tu piel con un hidrolato natural. Son la mejor alternativa posible a las cremas industriales.

Aceites vegetales y esenciales

Los aceites vegetales se muestran como el mejor sustitutivo posible para las cremas cosméticas industriales. No te dejes llevar por su color o por su aroma, ya que estos los podrás personalizar completamente a tu gusto. Lo mismo ocurre con los aceites esenciales, que son sustancias realmente beneficiosas y totalmente naturales, pero que deberás utilizar con cuidado y en pequeñas cantidades, diluyéndolos siempre previamente en aceites vegetales, arcillas, alcohol, etc.

Mezclar aceites esenciales y vegetales

Para realizar la mezcla únicamente necesitarás disponer de un recipiente adecuado que te muestre la cantidad del recipiente en mililitros y rellenarlo con los aceites vegetales que vayas a utilizar (no se recomienda mezclar más de tres aceites vegetales a la vez).

Una vez tengas los aceites vegetales será el turno de añadir los aceites esenciales. Para no liarte, se recomienda que añadas la mitad de la cantidad de aceites vegetales que hayas utilizado en forma de gotas, mezclando hasta un máximo de 4 aceites esenciales a la vez.

Ya con la mezcla realizada, tan solo tendrás que elegir los ingredientes con los que quieres combinar, entre los que destacan por encima del resto las arcillas, las frutas y la cera de abejas, que ofrece un sinfín de beneficios muy a tener en cuenta.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *