El punto clave de esta patología es un miedo intenso al interactuar con otras personas y a las situaciones sociales. Todo te hace pasar un momento desagradable. Este miedo suele ser irracional y está basado en un temor a la vergüenza o a actuar inapropiadamente. Tal es el temor a la posible humillación que lo acompañan manifestaciones físicas como sudores o palpitaciones, y realmente acabas pasando un mal trago.

¿Se puede superar la ansiedad social?

Este es un padecimiento común y muchas personas han logrado librarse de su carga y disfrutan de nuevo de las relaciones con los demás. Siguiendo los pasos correctos este miedo puede llegar a mermar hasta acabar desapareciendo del todo.

10 consejos imprescindibles para lograrlo

1. Aprende a evaluar de forma diferente las situaciones. Si alguien te mira sueles llegar a la conclusión de que te están valorando negativamente. Sin embargo, prueba a cambiar tu pensamiento y a plantearte que quizás miran porque te están prestando atención o interés. Además, si ves a dos personas hablando aunque tiendas a pensar que te están criticando, sé objetivo y date cuenta de que probablemente solo hablen de sus asuntos.

2. Desarróllate. Para sentir menos miedo al afrontar un reto lo más importante es ir bien preparado. Descubre nuevas herramientas para relacionarte con los demás. Aprende a ser asertivo, comunicativo, cercano y capaz de adaptar tu conducta a cada contexto.

3. Poco a poco. Ahora que decides tomar las riendas de la fobia social, ¿cuál es la primera situación que deberías afrontar? Comenzar por acudir a lugares abarrotados solo agravaría tu condición. Empieza por un breve café en un ambiente conocido y próximamente podrás ir saliendo de tu zona de seguridad.

4. Pero asume riesgos abordables. Ir despacio no significa no enfrentarte a tus miedos. Huir de las situaciones sociales alimentará tu miedo y lo convertirá en un gigante.

5. Aprende técnicas de relajación. Estas te ayudarán a mantener bajo control esas sensaciones físicas tan molestas. Descubre cómo la respiración correcta puede reducir los niveles de ansiedad.

6- Réstale importancia. No podemos agradar a todo el mundo. La clave de la interacción reside en la naturalidad y la espontaneidad. Si te enfrentas al rechazo no es el fin del mundo; habrá otras personas que sean afines a ti y te valorarán positivamente.

7. No predigas el futuro. Al anticipar que el encuentro social será un fracaso acudimos ansiosos y desganados, convirtiéndonos en una fuente de contestaciones y lenguaje corporal inapropiado que pueden llevarnos a aislarnos, creando nosotros la situación temida.

8. La imagen realista de ti mismo. Una escasa autoestima puede llevarnos a evitar a los demás porque pensamos que no somos lo suficientemente interesantes. Apunta tus cualidades positivas y descubrirás todo lo que vales.

9. Intenta conocerte a fondo para aprender a expresarte mejor. Puedes practicar técnicas de meditación para conectar contigo mismo y descubrir cuál es tu verdadera personalidad antes de mostrársela a otros.

10. Si la fobia está anulando tu calidad de vida, es el momento de buscar ayuda profesional. La terapia cognitivo conductual ha mostrado excelentes resultados en el tratamiento de esta patología.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *